martes, abril 13, 2021
18 °c
Santa Catarina
23 ° mié
23 ° jue
26 ° vie
18 ° sáb
EMERGENCIAS: 911
PROTECCIÓN CIVIL: 81 8676.18.66
SEGURIDAD PÚBLICA: 81 8676.18.66
CIAC: 81 8676.17.17 / 81 8676.17.00

Historia

ESTA ES NUESTRA HISTORIA

Play Video

Santa Catarina es un municipio que pertenece al área metropolitana de Monterrey. Se encuentra ubicado a 9 km al poniente de Monterrey. El área de su territorio es de 984.50 km². Más del 80% del municipio es ocupado por la Sierra Madre Oriental y gran parte del Parque Nacional Cumbres de Monterrey se encuentra dentro de Santa Catarina. Según cifras del INEGI al 2015 se contaba con una población de 296 954. El municipio tomó su nombre a razón de Santa Catalina Mártir de Alejandría, a quien se considera patrona de los filósofos, estudiantes, militares, maestros y predicadores. Pero no siempre fue así. En algunas partes del municipio, sobre todo al interior de la Huasteca hay indicios de vida prehistórica y prehispánica.

El municipio tomó su nombre a razón de Santa Catalina Mártir de Alejandría, a quien se considera patrona de los filósofos, estudiantes, militares, maestros y predicadores.

En cuanto a los indicios de grupos humanos podemos mencionar la existencia de oquedades en piedras, que pueden asemejarse a una especie de morteros en donde se supone se molían semillas u otros materiales. También hay petroglifos sobre todo en el área de Cuesta de la Manteca, paraje que une a El Pajonal con Tinajas. Los petroglifos son grabados realizados sobre las rocas, generalmente tienen forma de plantas. Los grupos nativos eran nómadas y subsistían principalmente de la caza y la recolección de plantas y semillas. Los españoles, al mando de Alberto del Canto, le dieron el nombre de El Valle de Nueva Extremadura a su llegada a esta región en el año de 1577. Aunque fue tiempo después, con la expedición de Diego de Montemayor que se fundó la ciudad Metropolitana de Monterrey en 1596. Entre quienes acompañaron a Diego de Montemayor se encontraba el Capitán Lucas García, quien recibió una merced de tierra de 12 caballerías.

Poblar el Valle era primordial y además, era preciso ubicar un poblado a la entrada del mismo para tener controlado el acceso. Fue así que el Capitán García se estableció con su familia en estas tierras e instauró su hacienda y el poblado de Santa Catarina en noviembre del mismo año. A Lucas García también se le conocía como el “Capitán de Paz” debido a que conocía algunas lenguas indígenas y por sus cualidades de pacificador. Durante la colonia, Santa Catarina tuvo varias denominaciones, primero fue Estancia, después fue Hacienda, valle y por último villa. La población se dedicó a la agricultura, a la ganadería y en menor medida a la minería. Desafortunadamente la relación con los grupos nativos no fue buena, en varias ocasiones se registraron ataques a las haciendas y la villa. La que se tiene más presentes fue la incursión de los caciques Guajuco y Colmillo, quienes atacaron e incendiaron la hacienda de Lucas García. Ya en el siglo XIX, y después de la independencia de México, el Valle de Santa Catarina contaba con una población de 1200 habitantes. Esto le permitía alcanzar la categoría de Villa y establecer un ayuntamiento según lo establecido en la Constitución Gaditana en el año de 1820. Ya una vez establecida la República Federal, la constitución de 1825 determinaba que Santa Catarina era uno de los distritos municipales que conformaban al Estado de Nuevo León.

Años después, en 1856, durante la gubernatura de Santiago Vidaurri, se estableció el convenio para la fundación de la primera fábrica del estado y del noreste del país en la hacienda de Los Abrego: La Fábrica de Hilados y Tejidos de La Fama. Los accionistas de la fábrica fueron Valentín Rivero, Mariano Hernández, Gregorio Zambrano, Ezequiel Stell, Manuel María de Llano, Pedro Calderón, José Morell, J. Ángel Benavides y la compañía Clausen. Esta fábrica, funcionaba a través de energía hidráulica, siendo un detonante importante para la economía no solo del municipio, sino del estado. La fábrica necesitaba mano de obra, entonces surgieron nuevos núcleos poblacionales entre ellos la comunidad de la Fama, alrededor de la misma. Gracias a la actividad industrial y comercial, el ferrocarril llegó a Santa Catarina en 1862. Otro evento importante fue la visita que realizó el presidente Benito Juárez en el año de 1864. Juárez se encontraba huyendo de los ejércitos francés y conservador durante el Segundo Imperio. Llegó a Nuevo León buscando el apoyo del gobernador Santiago Vidaurri sin conseguirlo. La negativa de Vidaurri y su apoyo al régimen imperial le valió pasar a la historia como traidor a la patria. Después, en 1870 otras fábricas se establecieron en el municipio: El Blanqueo, la fábrica de sombreros La Universal y la fábrica de zapatos del señor Prudenciano Arizpe.

El gobierno de Bernardo Reyes durante el Porfiriato le dio un nuevo impulso a la actividad industrial en el estado, siendo el momento de auge con el establecimiento de otras fábricas como la Cervecería y la Compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey. Además del crecimiento económico, la industrialización provocó un crecimiento demográfico importante para el municipio. En 1925 se inició el transporte urbano entre Santa Catarina y Monterrey. En 1933, se construye la carretera Monterrey – Saltillo; en 1938, da inicio el primer servicio de agua potable; en 1940 se modernizó la fábrica textil de La Fama; en 1948 inició la electrificación del municipio.

A mediados del siglo XX inició una segunda etapa de crecimiento industrial para el municipio, cuando se instalaron en él fábricas como Protexa, Jacuzzy, Ghoner. Para 1950 el municipio tenia una población de 7 337 habitantes, pasó a 12 895 en 1960 y a 36 385 para 1970, registrando una taza de crecimiento del 11.1% anual. La villa que se dedicaba primordialmente a actividades agrícolas experimentó un cambio importante. Nuevos centros urbanos dentro del municipio como Infonavit Huasteca, La colonia López Mateos, Balcones y Lomas de Santa Catarina, Lomas de la Fama, por mencionar algunas. En septiembre de 1988, el río Santa Catarina, antes generoso, fue causante de destrucción a causa del huracán Gilberto, provocando fuertes inundaciones en el área metropolitana de Monterrey. Santa Catarina resultó seriamente dañada provocando el desplazamiento de parte de la población y la destrucción de infraestructura de caminos y servicios. Como resultado de este acontecimiento se creó la colonia San Gilberto, en donde la población que se vio afectada fue reubicada.

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist